Inicio > Nuestra Empresa > Historia
Historia 

El 21 de febrero de 1905 un grupo de empresarios, ingenieros y abogados, liderados por los ingenieros Francisco Hunneus Gana y Raúl Claro Solar, formaron la Compañía General de Electricidad Industrial S.A. En un principio, CGE concentró sus operaciones en el Valle Central, adquiriendo compañías eléctricas en Concepción y Talca. En ese entonces, contaba con empresas de generación y distribución, y en algunas ciudades ofrecía el servicio de tranvías eléctricos.

Entre los años 40 y mediados de los 70, CGE vivió la modernización de la distribución eléctrica dentro de la empresa y la estatización de los sistemas eléctricos de Chile.

En esta época comenzó también su gran expansión hacia otros sectores y se abre nuevos horizontes en el sector energético. En 1977, toma el control de la Compañía de Consumidores de Gas de Santiago (GASCO), sociedad constituida en 1856 para la producción y distribución de gas manufacturado en la capital, que hoy participa en la distribución de gas licuado y gas natural en diversas regiones de Chile y en Argentina.

En 1984 compró la mayoría accionaria de la Compañía Nacional de Fuerza Eléctrica S.A. (CONAFE), tradicional empresa con fuerte presencia en la V y VII Región y. A través de esta empresa, en 1995 adquirió el control de la Empresa Eléctrica de Magallanes S.A. (EDELMAG) en la XII Región.

El año 1995 marcó el inicio de la presencia de CGE en el sector eléctrico argentino cuando, junto a su filial CONAFE, integró con socios transandinos un consorcio que hoy controla las empresas provinciales de distribución de energía eléctrica en Tucumán (EDET) y Jujuy (EJESA) Posteriormente, en 1999 CGE adquirió el control accionario de la Empresa Eléctrica Emec S.A. (EMEC), que cubre la IV y parte de la V Región del país. A través de EMEC, se tomó el control de las filiales TRANSNET y TECNET en Chile y Agua Negra S.A. en Argentina, controladora de la distribuidora provincial de energía eléctrica ENERGÍA SAN JUAN S.A. La última Adquisición de distribuidoras fue el año 2007, con la compra de EMEL. Con esto, el Grupo CGE se hace cargo de las distribuidoras del Norte Grande del país (EMELARI, ELIQSA y ELECDA) y de la zona norte y centro sur (EMELAT, EMELECTRIC, EMETAL).

Las actividades de transporte y transformación de energía eléctrica se consolidaron el año 2001 en la filial CGE Transmisión S.A., que a los activos de la antigua filial TRANSNET agregó todas las instalaciones de transmisión de CGE.

En el negocio de la Generación, este conglomerado entró el 2005. Ese año se creó la empresa CGE GENERACIÓN, destinada a desarrollar la actividad de generación de electricidad de CGE. En julio de 2009, esta filial adquiere la propiedad de IBENER, que cuenta con dos centrales de pasada en el río Duqueco, en la Región del Biobío.

El Grupo CGE se ha diversificado también en el sector industrial y de servicios, formando varias empresas que potencian el negocio energético y mejoran la calidad de vida de las personas.

TUSAN se dedica a la fabricación y venta de transformadores y equipos eléctricos, mientras que TECNET se preocupa de la mantención de obras eléctricas y generación móvil. A través de BINARIA, el Grupo CGE concentra la actividad informática y de telecomunicaciones, mientras que NOVANET lo hace con los servicios de call center y en el área del retail, a través de su marca Contigo. IGSA administra los bienes raíces y la infraestructura de la compañía, mientras que Comercial y Logística (CLG) vela por el abastecimiento de las empresas eléctricas del Grupo.

Al comenzar el siglo XXI, la notable expansión de sus actividades hizo necesario conformar definitivamente a CGE en un grupo de empresas, organizando en una primera etapa geográfica y funcionalmente las actividades de distribución, transporte y transformación de energía desarrollada por la propia empresa, sus filiales y empresas coligadas. A partir del 1 de abril del 2004 comenzó a funcionar con una estructura ejecutiva, según su nuevo diseño corporativo.

Es así, como en sus más de 100 años, el Grupo CGE se ha convertido en uno de los principales conglomerados energéticos del país, prestando sus servicios desde Arica a Puerto Williams. Su larga historia y su cultura organizacional se sostienen en ser un socio constructivo en las regiones en donde está presente. Desde sus inicios, esta compañía ha experimentado que el éxito de sus negocios es también el éxito en aquellas regiones en donde está presente.